FUNDAMENTO COOPERATIVO

El Cooperativista es un estilo de vida, puesto que: pretende alcanzar unos objetivos en el plano de la persona como ser humano y en su relación con otros, a fin de satisfacer las mismas o similares capacidades. Para lograr lo anterior el cooperativismo desarrolla en las personas una serie de potencialidades como: capacidad de relación interpersonal, sentido de pertenencia a un grupo, importancia de los otros a la propia vida, relación respetuosa, solidaria y fraternal con los demás, capacidad de asumir los compromisos derivados de la pertenencia al grupo, ética y sentido empresarial basado en la construcción de una empresa asociativa, que desarrolla acciones económicas, comunitarias y sociales.

Todo lo antes expuesto se sustenta con contenidos fundamentales que se expresan en unos conceptos acerca de la persona como ser sociable, la vida y el trabajo en común, el grupo y el crecimiento personal y la tarea de construir.

Otro fundamento lo conforman: los principios y valores cooperativos y finalmente, otro de sus soportes radica en la concepción económica empresarial que la identifica, como un tipo de empresa que le pertenece a sus dueños, a sus asociados.