HISTORIA

¿Cómo se inicio la obra paulista en La Calera?

Según actas del Colegio, el 22 de Octubre de 1968 se reunieron líderes de la comunidad, integrantes de Juntas de Acción Comunal, Rafael Hernández (q.e.p.d.) y Jorge Enrique Escobar, (q.e.p.d.) quienes preocupados por atender la educación secundaria en La Calera , se reunieron en la casa del señor José Manuel González García (q.e.p.d.), después de algunos encuentros en Bogotá.

La visita de su Santidad el Papa Paulo VI (Giovanni Battista Enrico Antonio María Montini), en agosto del mismo año, oriento y dio su nombre a la naciente organización. Su Santidad demostró en su pontificado gran preocupación por el mundo moderno, especialmente el subdesarrollo, manifestados por medio de las encíclicas Populorum Progressio y Humanae Vitae.

Los representantes , reunidos en diferentes fechas, iniciaron trámites ante la Asamblea de Cundinamarca con la propuesta de crear un Colegio Departamental. Los Diputados emitieron y dieron su aprobación a la Ordenanza No. 105 de 1968, pero no fue aprobada por el Gobernador, quien negó su sanción. Se insiste ante el Alcalde y el Concejo Municipal para conseguir su apoyo, lográndose auxilios gubernamentales.

Ante la dificultad de la creación del Colegio Departamental se iniciaron aportes de los líderes que fueron incrementándose, aportes propuestos por Don Rafael Hernández (q.e.p.d.), algunos valores en donación, otros como afiliación y aportes sociales, estos últimos de carácter devolutivo.

Se conformo la Asociación de Padres de Familia y con la asesoría de Mercedes Traslaviña de Acuña y Efrén Linares, personas conocedoras del tema del cooperativismo y que lideraban organizaciones de Economía Solidaria, se inicio el proceso de redacción de Estatutos para constituir así la Cooperativa Especializada de Educación “Paulo VI”, eligiéndose los primeros directivos de esta entidad en reunión del 6 de Marzo de 1969.

Se toma en arrendamiento el inmueble de Laura Vicuña y Rafael Hernández Lugo, compra la mitad del terreno, protocolizada el 31 de Diciembre de 1968. El 10 de Enero de 1970 Pedro Julio Silva Galvis vende el 50% de su propiedad directamente a la Cooperativa, protocolizada el 30 de Julio de 1971 y en diciembre de 1977 se legaliza la venta que Hernández Lugo le hizo a La misma entidad y que fue propagando en abonos desde 1973.

Como Colegio, la Secretaría de Educación de Cundinamarca le otorgo, bajo la Resolución No. 0786 del 23 de Mayo de 1969, Licencia de funcionamiento para los grados, primero, segundo y tercer Ciclo de Enseñanza Media, y con la Resolución No. 9664 del 26 de Noviembre de 1974 se ratifica la aprobación de estudios de primero a cuarto Ciclos Básicos de Enseñanza Media y se aprueban hasta nueva visita, quinto y sexto, con la autorización para expedir el título de Bachiller.

En cuanto a la planta docente se conto con un buen número de profesores en comisión, quienes durante años entregaron sus conocimientos y dieron su orientación a los alumnos en las diferentes áreas con compromiso y dedicación. Desde 1974 hasta el 2008 el Colegio Cooperativo Paulo VI ha graduado a 1.294 bachilleres, y para el año 2009, los titulados fueron 67.

De esta forma el reconocimiento y agradecimiento a todos aquellos que han apoyado el trabajo en la Familia paulista, que siempre ha estado muy cercana y apoyada por las diferentes Administraciones Municipales.

A los Directivos actuales nuestro deseo para que Dios les de sabiduría y les ilumine para seguir en este gran avance con el fin de mejorar cada día y ser excelentes dando testimonio de amor, unidad, compromiso, responsabilidad y honestidad.